La aflicción del hombre moderno ante la «voluntad de poder» de Friedrich Nietzsche

  • José Alejandro Mosqueda Esparza Universidad Autónoma de Aguascalientes
Palabras clave: aflicción, voluntad de poder,

Resumen

Aflicción no es un término que mencione Nietzsche a propósito del hombre moderno, sin embargo, y ésta es la tesis que se intenta demostrar, esta palabra responde a la manera en la que actúa el moderno en relación a su «voluntad de poder», es decir, ante el carácter propenso a dominar que para Nietzsche se manifiesta en todas las funciones básicas de lo vivo. Es el modo o los caminos por los que el moderno ha buscado dominar, lo que da muestra de su congoja ante su «voluntad de poder».
Nietzsche plantea que la única realidad a la que tenemos acceso es a la de nuestra vida instintiva. Es decir, que la única expresión de la vida de la que nosotros tenemos cierto tipo de experiencia «directa»1 es la de nuestro mundo de apetitos y pasiones. Ahora bien, ¿cómo explicar nuestra vida instintiva? Pues mediante una tesis que la designe y defina desde su carácter inteligible, a saber, la «voluntad de poder». Por lo tanto, la «voluntad de poder» no define a la vida entendida como otra realidad externa a nosotros, sino que designa el carácter de la única expresión de la vida a la que tenemos acceso directo, esto es, de nuestro mundo de apetitos y pasiones. En este sentido el hombre es un conglomerado de voluntades de poder y el cuerpo es un conjunto de centros vitales que luchan entre sí.

Citas

F. Nietzsche, Humano, demasiado humano, vol. I, (trad. Alfredo Brotons

Muñoz), Madrid, Akkal, 2001, aforismo 154, p. 122.

F. Nietzsche, El nacimiento de la tragedia. “Ensayo de autocrítica”, (trad.

Andrés Sánchez Pascual), España, Alianza Editorial, 2001, p. 33.

Publicado
2018-06-26
Sección
Artículos