El Trastorno de Personalidad Antisocial: una retrospección a la carencia de amor en la adolescencia como su causa

  • Jonathan Emmanuel Martínez Velázquez Centro de Educación Media

Resumen

Los asesinos seriales no son un tema muy común, sin embargo forman parte de nuestra misma sociedad. De esta manera, resulta interesante indagar acerca de su personalidad, del porqué de sus actos, con la finalidad de prevenir situaciones lamentables con base en el conocimiento de las razones por las que estas personas actúan de un modo tan violento.

El Trastorno de Personalidad Antisocial (TPA) es una característica recurrente en muchos de los delitos en la actualidad, desde vandalismo juvenil hasta los diversos asesinatos que aquejan nuestra sociedad. Una de las maneras de acercarse a conocer la mente de un criminal es a través del estudio de sus patrones de conducta, comenzando desde la infancia y subrayando la importancia de la adolescencia y sus sentimientos, más específicamente de la carencia de afecto como detonante de un trastorno mental.

La evolución psicosocial del adolescente es desarrollada a lo largo de toda su vida, pasando por las experiencias que las anteriores etapas proporcionaron; a partir de ello, es posible construir la personalidad que lo caracterizará en adelante. Si las etapas de la niñez e infancia fueron difíciles, entonces el adolescente recopilará experiencias negativas que le impedirán desarrollarse de la mejor manera, generándo actitudes y pensamientos anormales.

El TPA puede ser identificado desde la adolescencia como consecuencia de una negligencia por parte de los padres o cuidadores del niño, desarrollándose las actitudes anormales establecidas por el DSM V. Por lo tanto, la carencia de amor es una muy buena referencia para determinar las causas del pensamiento anormal característico de una persona antisocial, incluyendo los asesinos seriales.


Publicado
2019-03-28
Sección
Artículos