Efecto de la temperatura sobre el crecimiento de las larvas de Drosophyla melanogaster

  • Rita Irene Guzmán Aldeco Centro de Educación Media

Resumen

Drosophila melanogaster, mejor conocida como mosca de la fruta, es un organismo ampliamente utilizado para la experimentación genética debido a su rápida reproducción y a la facilidad de observación del fenotipo. Es por ello que resulta muy importante conocer e investigar aspectos de su desarrollo, por lo que en esta investigación se determinó el efecto que tienen diferentes temperaturas en el crecimiento de las larvas de la Drosophyla melanogaster.

Para esto, se formaron cuatro grupos de larvas. Cada grupo fue expuesto a una temperatura diferente durante siete horas diarias hasta llegar al estado de pupa: 15 °C, 25 °C, 30 ºC y un testigo a temperatura ambiente. El primer efecto fue el tamaño que alcanzaron: las larvas expuestas a 15 °C crecieron más que las otras. El segundo efecto fue la velocidad de crecimiento: este fue mayor a temperatura óptima de 25 °C.


Publicado
2019-03-28
Sección
Artículos